SOLO DESEO ENCONTRARME

jueves, 20 de octubre de 2011

EXITO


El tener exitos o fracasos

en nuestras vidas,

solo depende de nosotros.


 Nuestros pensamientos y actitudes

ante los problemas,

son los que determinan

 si vamos a salir victoriosos a no.


Si nuestra mirada es negativa,

perderemos.


Siempre hay que mirar

como si el mundo, se hallase,

dentro de nosotros

  y fueramos


    LOS DUEÑOS. 






8 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Alba, me has sorprendido. Claro que estás aquí y a mi lado. Hay mucho que andar y que dar a una sociedad falta de valores y de esperanzas.
Así , no te quiero a veces, sino para siempre.
Esta es tu casa, entra en mi ternura
Sor.Cecilia

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Cada quien es soberano de su propio destino, el éxito está en nuestras manos.

Abrazos amiga Alba!!!

PACO CUADRADO dijo...

Mantener una autonomía, propia de la personalidad, y partir de ese punto para competir en esta sociedad actual es sobrevivir al acoso de tanto agobio.
Saludos.

somos el tiempo que nos queda dijo...

muy buena reflexión, confianza en nosotros mismos, fortaleza y sobretodo una alta dosis de positividad!
http://somoseltiempoquenosqueda1.blogspot.com/

Rafa Hernández dijo...

Por supuesto que hay que ser positivo en esta vida y pelear para lograr lo que anhelamos, y para ello se necesita un grado alto de optimismo, actitud y esfuerzo, pero a veces no es suficiente. No nos olvidemos que para todo hay que contar con el factor. Suerte. Saludos Alba.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Hay que luchar por los sueños,un placer visitarte ,un abrazo.J.R.

Vicente Rubio dijo...

Torrentina, no dejes nunca de buscar porque tarde o temprano te encontraras, pero para eso tienes que tener fe y pedirlo intensamente.
La vida es pelea.
Somos paisanos muy cercanos.
Un abrazo

Vicente Rubio dijo...

Torrentina, no dejes nunca de buscar porque tarde o temprano te encontraras, pero para eso tienes que tener fe y pedirlo intensamente.
La vida es pelea.
Somos paisanos muy cercanos.
Un abrazo